El uso adecuado de los desechos inorgánicos en la vida cotidiana.


Una vez teniendo los conocimientos suficientes sobre los conceptos de las 5 erres, sobre los desechos inorgánicos que existen y las clasificaciones de los diferentes tipos de plástico es hora de llevar todos estos conocimientos a la práctica. Sabemos que los desechos orgánicos son más fáciles de separar y darles su uso correspondiente (compost), sin embargo, se vuelve más complejo en el caso de los desechos inorgánicos ya que existen una gran variedad de materiales y productos de este tipo que se pueden generar en nuestra vida cotidiana.

Antes de comprar

Como consumidores, debemos tener claro una de las erres antes de adquirir cualquier producto de cualquier categoría en la que se encuentre (productos de higiene, de belleza, productos para el hogar, etc.) la cual es RECHAZAR. Esta erre nos hace referencia en ser consientes a la hora de la compra, es decir, saber el tipo de producto que se está comprando. Pues es recomendable comprar productos que puedan, en un determinado tiempo, ser reutilizado o reciclado, que su empaque en el que venga no contamine y que sus componentes a la hora de desecharlo no causen daño al ambiente. Por ejemplo: sustituir cepillos dentales de plástico por cepillos dentales de bambú, comprar un refresco de cola en envases de vidrio en vez de plástico, adquirir un termo de acero inoxidable en lugar de uno de plástico, etc. Es importante decidir y más en la actualidad, ya que existe un sinfín de productos de una misma categoría, donde unos puedan causar más daños que otros. Solo recuerda estas preguntas “¿Realmente lo necesito?” y si lo necesito “¿Cuál causa menos daño al planeta?”, “¿Puede tener un segundo uso?”, “¿Hay ese producto sin empaque?”, “¿Existirá en envase de vidrio?”, “¿Lo reutilizaría o lo llevaría a un centro de acopio?”.

Después de comprar

Los productos tienen una vida útil o un determinado tiempo en el que se agota. Cuando el producto llegue al final tendrás que utilizar las dos siguientes erres: REUTILIZAR y RECICLAR. Aunque exista una gran confusión diciendo en pocas palabras que son iguales, hay una gran diferencia. Un producto que se recicla es mediante un proceso industrial en el que puede ser incorporado nuevamente para crear otro producto, mientras que reutilizar es volver a utilizar un gran número de veces un mismo producto. Siempre será la mejor opción reutilizar el producto cuantas veces sea necesario para que después pueda ser reciclado. Uno de los ejemplos comunes son los envases PET; una vez consumes el producto, por lo general, termina directamente en el basurero, pero si en vez de tirarlo primero lo reutilizas cuantas veces sea necesario estarías practicando esta erre tan importante. Para después separarlo y donarlo alguna persona encargada de recolectarlo, alguna empresa o en algún centro de acopio y así pueda llegar a las empresas que se dedican a reciclarlo.

  • Un envase PET puede ser utilizado como maceteros, volver a verter sustancias dentro del envase, ladrillos ecológicos, manualidades, escobas, como hilo, como embudo, bebederos de pájaros, contenedores de colillas ecológico, etc. Cualquier producto puede ser reutilizado, solo falta poner un poco de creatividad. Una prenda rota puede usarse como trapo, filtro de tela, adornos, etc.

Si en ti no está en reutilizar lo que adquieres tienes al menos la obligación de buscar personas que requieran de estos productos para que puedan ser reutilizados y si no existen, separarlos en sus respectivas clasificaciones y llevarlo a centros de acopio para su debido reciclado. En ocasiones no es necesario clasificarlos debido a que en el centro de acopio al que donaras estos residuos aceptan todas las clasificaciones, eso dependerá de ti investigar por tu propia cuenta.

Los productos estancados

Existe también dentro del consumismo una alta tendencia a nuevos productos tecnológicos, lo que nos lleva a dejar a un lado los productos “viejos” u “obsoletos” teniendo en el mundo una gran cantidad de basura tecnológica. Es aquí la importancia de la erre REPARAR, a pesar de tener un aparato viejo guardado en nuestro armario siempre existe la posibilidad de repararlo para poder ser utilizado nuevamente. Sacarles el mejor provecho a los aparatos obsoletos también es ayudar al planeta, si en dado caso ya no puede funcionar más, dónalo a empresas que se encarguen de aprovecharlo o a técnicos de tu ciudad que puedan aprovechar las partes. No solamente esta erre se encuentra en la tecnología, sino también en otros aspectos como en la moda (vestimenta), las herramientas manuales de construcción o agrícola, etc.

Antes y después de la compra

Por otra parte, siempre está la opción de REDUCIR. Debes estar consciente de los productos, alimentos y materiales que compras todos los días para poder determinar cuáles de estos productos están afectando gravemente al planeta y empezar a reducirlos con el paso del tiempo. Por ejemplo: si eres de las personas que compra todos los días café en una cierta cafetería y no cuentas con un termo propio sabrás que todos los días estas generando residuos plásticos de un solo uso y es aquí donde decides en adquirir un termo y así reducir los residuos inorgánicos que generabas todos los días por comprar solo café.

En la vida cotidiana y en el hogar

Esto nos lleva a que los residuos inorgánicos se presentan dentro y fuera del hogar, para consumo rápido o consumo prolongado. Será necesario empezar a identificar los diferentes residuos inorgánicos que generas dentro de tu hogar y así empezar a separarlos, saber cuáles pueden ser reutilizados, cuáles pueden ser reparados y cuales reciclados con sus respectivas clasificaciones (plástico, vidrio, aluminio, etc.). Los productos que deben ser reciclados es recomendable tener un contenedor distintivo, los productos que pueden ser reutilizados puedes ubicarlos en algún lugar de tu hogar al igual que los que pueden ser reparados. Adquirir productos ecológicos para cuando se presenten fuera del hogar, es decir, llevar tu molde y utensilios si en dada ocasión compras una nieve en camino a casa. Así funcionara.

Debes tener en cuenta que hay productos que lamentablemente no puedan ser reciclados, dependiendo en las zonas en las que vivas. Sin embargo, está en ti siempre buscar la mejor manera de hacer que los productos no dañen al medio ambiente utilizando las demás erres y ponerlas en práctica en tu hogar y en tu vida cotidiana.

Seamos responsables. Seamos armónicos con el medio ambiente, porque son nuestros desechos y estamos obligados a darle su uso adecuado.

Conciencia Verde

Publicado por Conciencia Verde

Vamos a cambiar, es hora de ayudar a nuestro planeta.

Un comentario en “El uso adecuado de los desechos inorgánicos en la vida cotidiana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: